domingo, 26 de febrero de 2012

El Artista y los libros de caballería

Advertencia: No leer si no han visto el Artista o si la han visto y no quieren arruinarla con una "interpretación" ñoña y filológica.

 Parecerá extraña la relación entre la que probablemente sea la mejor película del 2011 y la novela cumbre de las letras españolas, pero es acá donde se puede hablar de que toda obra de arte realmente maravillosa dialoga con los mismos temas y mismos elementos.

 Y es que el Artista, es el meta-cine en su máximo esplendor, con todo su parafernalia post-moderna de ser nostálgica y ser muda y ser en blanco y negro, por que al director le dio la gana, por que no hay posibilidades anteriores excluidas en estos tiempos del arte. Y revisar lo viejo (renovarlo) es la esencia misma de la producción cultural de nuestras época, ya que, cuando parece que todo ha sido contado, empieza a ser más emocionante buscar contarlo de toda manera posible. Es meta-cine en la manera en la que El Quijote es meta-literatura cuando Cide Hamete Benengeli nos hace ver que leemos no más que las traducción de un texto que narraba las aventuras del quijote. George Valentin es un personaje de una película sobre las películas, películas cuyo olvido es inminente y como espectadores conocemos este destino.

Valentin es además un personaje quijotesco, que no ha leído novelas de caballería hasta perder la razón, sino que ha formado parte a tal nivel del cine mucho que ha perdido la palabra. Justamente, la palabra, el silencio, la voz, el ruido, son esos elementos que nos transportan de un nivel a otro de la meta ficción. La realidad de un mundo donde el cine sonoro es el futuro y la fantasía el mundo del cine mudo. La solución es al final la misma, ya sea mucho o no, en el cine lo que manda es la imagen, la imagen en movimiento y tenemos como símbolo (metáfora) la imagen en movimiento por excelencia: el baile.

Más allá que una simple película, El Artista, es un texto que no habla, sobre el cine que no habla, en una época en la que, donde quiera que se mire, se habla demasiado.
 

Template by Best Web Hosting