domingo, 11 de septiembre de 2011

YO: Yolanda Oreamuno

Yo sigo yéndome, viajando, descubriendo las islas de la agonía propia y los montes de la estupidez ajena. Pero de todo se halla en los viajes. Hay momentos de angustias y terrores de muerte, instantes de gloria y amaneceres tan blancos, tan claros que casi paren ese eterno y por siempre deseado "amanecer" en singular, que todos esperamos. ¿Es esto estar por las derrotas, o estar por las glorias? No lo sé.
Yolanda Oreamuno  Carta a Lilia Ramos, 1950. 

No hay comentarios:

 

Template by Best Web Hosting