miércoles, 7 de septiembre de 2011

Esbozo sobre la educación

 No hay que ser un genio para darse cuenta que la educación es la llave y la base para un país económica y socialmente desarrollado. Es una teoría que ni siquiera merece muchas vueltas y aún así por pura gula informativa podría mencionar que los países más desarrollados tienen un sistema educativo envidiable, cito a Finlandia y Alemania por ejemplo.

Tampoco es secreto para nadie que la educación de América Latina no es equitativa, está mal formulada, sobrevive a pesar de la nula inversión en su desarrollo, entre otros. Como fruto de esta situación ha surgido el descontento popular el Chile y una serie de revueltas sociales exigiendo su calidad y acceso a toda clase social. (para más información pueden apagar su televisor y leer noticias de verdad). Esto me ha llevado a pensar en la situación de Costa Rica en comparación con Chile en materia de educación, yo en mi vida he puesto un pie en tal país pero puse los dos pies firmemente en la educación pública costarricense.

Sí, yo fui víctima de la educación pública costarricense, no tanto por situación social, sino por que mis padres, aferrados a otra época, creían que era la opción y que no se diferenciaba en mucho de la educación privada. Conviví por tanto con gente de toda clase social, desde la más solida clase media hasta el chiquito que esperaba a su hermano que salía de clases de la mañana para cambiarse en único par de zapatos negros que tenían. Supe que "Hello" era una palabra en inglés hasta séptimo año y creo que en quinto no sabía mucho más de tal lengua. De las fotos de graduación de la escuela puedo contar con los dedos de mi mano a los compañeros que terminaron el colegio y aún menos los que entraron a la universidad.

Por todo eso, no dudo ni un segundo en justificar una lucha como la de Chile y menos en soñar con una iniciativa similar en Costa Rica. Obviamente, las circunstancias son diferentes, según entiendo en Chile ni siquiera se cuenta con un marco legal básico como el que nosotros tenemos de una educación "gratuita y obligatoria"  nuestro problema en cambio es que a pesar de que existe no se cumple, no es gratuita, no es obligatoria, no es educación.

El problema de Costa Rica y por lo cual me asusta la imposibilidad de un cambio educativo podría decir que va en dos vertientes:

Por un lado, el modelo de "desarrollo" del país. No creo que a los grupos allá "arriba" (eufemismo de poder y corrupción) les interese un cambio cuantitativo de nuestra educación por que simplemente dentro del modelo de país no necesitamos ingenieros, científicos sociales y de ciencias exactas, menos aún artistas e intelectuales. Costa Rica, tal y como se promociona ahora es un gran maquila y por lo tanto ocupa técnicos. Necesita alguien con las habilidades básicas para contestar un teléfono, vender servicios y programar. Cuando estaba en quinto año era increíble la presión que muchos de mis compañeros recibían de parte de sus familiares y los profesores para ir a "estudiar inglés al INA" y trabajar en un Call Center; yo, que era buena estudiante, recibía incontables sermones para que estudiara administración o economía. Cuestiono totalmente  este sistema como podrán imaginarse, creo más que la investigación, la creación y la búsqueda del aprovechamiento de recursos es la llave para el desarrollo de verdad y no para la eterna dependencia a instituciones económicas internacionales.

Por otro, la inexistencia de un grupo social solido  que defienda los derechos del país.  Los hechos recientes (dígase Marcha de las Putas, marcha de la Caja) me han confirmado que los grupos "indignados" de este país lejos de buscar un punto "común" donde empezar una lucha, como la defensa de la caja o la educación se insertan fanáticamente en sus intereses propios. Es realmente una falta de estrategia, si se buscara un elemento de "molestia" de la sociedad general como generador de un movimiento social se puede lograr la adhesión de grupos muy heterogéneos y el etapas posteriores de la lucha incluir los puntos específicos de cada grupo particular. Creo que primero hay que buscar despertar al "tico promedio" que cada día se levanta a trabajar para tener que comer y que no vive en la burbuja académica universitaria de muchos de los grupos de oposición. Solo así se podrá lograr algo como en España o en Chile.

Y pase o no pase algo, la educación está ahí y seguirá reflejando una sociedad cada vez más escindida y con una clase meda más difusa. Los alumnos seguirán arrastrando materias cuando tal vez simplemente el vetusto sistema de profesor-pizarra no se les da, por que a nadie se le da el tragar materia, pero si la vivencia del aprendizaje. Y yo voy a matricular clases de inglés, a ver si acaso.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola soy Marco y le doy like a su post.

Alejandro Ramírez dijo...

Estoy completamente de acuerdo con este post. De hecho, el modelo de desarrollo costarricense(eufemismo para decir que no tenemos claro para dónde vamos) se basa en la promoción de zonas francas, así como la atracción de multinacionales "maquila". Los mismos medios, con bombos y platillos anuncian noticias de Intel como si fueran geniales para el país, e.g. "Ventas de Intel Costa Rica suben X%". Pero nadie se pregunta cuánto de ese dinero queda en CR. En realidad, ni un cinco, porque Intel no paga impuestos como debería sino que goza de beneficios fiscales. Aparte de salarios mal pagados (1/4 de lo que ganan en EE.UU. por hacer lo mismo) nada quedó en el país, tal vez la poca inversión "directa".

La educación debería ser prioridad. Ocupamos un país de científicos, no de técnicos. Aunque confieso que no sé dónde se origina el problema: el tico promedio es feliz con conseguir y trabajo y "medio largartear" el resto de su vida. De ahí, sale lo otro que mencionás: nadie asume los problemas del país ni propone nada concreto. El cambio, no va a venir de la clase dominante política. Pensar que les va a nacer defender los intereses de los demás es iluso. Yo creo que Costa Rica está en un punto en que, desgraciadamente, ocupa que algo realmente pase para despertar a la mayor parte de la población.

Chaves dijo...

Hola Melissa,

Me alegra leer sobre personas que tienen tanta claridad acerca del problema que tenemos con la educación en el país, y la crítica al "modelo país" (¿realmente merece ser llamado modelo?) al que nos dirigen las clases gobernantes actuales. Si usted se da cuenta los presidentes ya no inauguran instituciones nacionales, sino maquilas extranjeras, lo cual no tiene nada de malo, sino fuera por que esa parece ser la máxima aspiración del país.
Yo le propongo una cosa, como le he propuesto a gente con la que comparto estas inquietudes: empecemos a soñar un poco, y propongamos un nuevo paradigma, pensemos en como es el país que nosotros queremos, y que tenemos que hacer para lograrlo. Empecemos a motivar gente, dándoles una visión mejor hacia donde caminar. Yo entiendo que el conformismo tico mata mucha de esas iniciativas, pero a veces siento que hace falta decirle a la gente que las cosas pueden ser mejores, pues nadie los ha sacado de esa visión de ver más allá de sus narices ¿que tal? Gente como usted, con esa claridad, pueden visualizar un país genial, diferente, y así empezar a saber hacia donde caminar

Vian dijo...

Acá en Chile seguimos al aguante, pero se viene pesado... El modelo de fondo es común y viene a cubrir un vacío mucho más grande y rotundo que es a mí lo que más me preocupa... Veo a chicos todos los días desde mi rol de profe y es preocupante como siguen adelante tras algo en que no creen... La "insurrección" de acá viene a traducir un descontento incluso más de fondo y triste. Eso es lo que realmente me preocupa -y me mueve- cuando estoy frente a ellos...

 

Template by Best Web Hosting