lunes, 15 de noviembre de 2010

Tengo un serio problema con el lenguaje inclusivo

Es simple, alguna mujer se creyó muy defensora de los derechos de la mujer y corrió a la sala cuarta a defendernos del machismo "atroz" de nuestro himno nacional. Esto no sólo nos muestra que en este país cualquier payasada termina siendo acogida por la sala cuarta y saliendo en televisión. Sino también la empalagosa obsesión de algunos con el "lenguaje inclusivo". Si usted no entiende bien que significa este tipo de lenguaje piense en lo siguiente, de un momento a otro se ve forzado a decir "El perro y la perra son el mejor amigo y amiga del hombre y la mujer". Pero sí, probablemente usted también se canse y se aburra, al igual que yo de estar leyendo algo escrito de esta manera. 

Además, su efectividad es cuestionable, ya se lo había leído a algún amigo de su FB hace tiempo "la lengua no es más que el reflejo de la sociedad, pero que la sociedad no es el de su lengua. Lo ejemplificaba así: "es como cuando estamos enfermos y usamos un termómetro para medir la temperatura corporal; una vez que sabemos que tenemos temperatura alta,contraatacamos con medicina para curar el cuerpo: ¡atacamos al cuerpo, no al termómetro!" De esta manera podemos entender que lo que mide la sociedad es la manera que usamos el lenguaje, es nuestro termómetro, así que de poco sirve atacar a los reglamentos, a nuestras lecturas y escritos si aún se siguen presentando dificultades de acceso a educación, trabajo, riqueza y una vida sin violencia para la mujer. Los niños aprenderán esto en la escuela, lo usarán con total naturalidad pero seguirán viendo comerciales de televisión donde mamá lava,cocina, aplancha y papá espera a que le sirvan. 

Finalmente, este método atenta contra uno de los principios fundamentales de la lingüística, el de la economía, esa misma razón por coloquialmente usamos expresiones faciales, decimos "eso", "esto", "aquí", y omitimos información que nuestro destinatario ya conoce, por que queremos ahorrar tiempo.

Desgraciadamente, esta es una tendencia generalizada, ya se instaló en muchos empresas y en el sistema educativo, así que no queda más que acudir a la mofa de nuestro himno: 


¡Noble patria!, tu hermosa bandera

expresión de tu vida nos da:

bajo el límpido azul de tu cielo

blanca y pura descansa la paz.

(hasta aquí vamos bien)


En la lucha tenaz, de fecunda labor,

que enrojece del hombre y la mujer la faz;

conquistaron tus hijos e hijas - labriegos y labriegas sencillos y sencillas-

eterno prestigio, estima y honor,

¡Salve, oh tierra gentil!

¡Salve, oh madre y padre de amor!

Cuando alguno pretenda tu gloria manchar,

verás a tu pueblo, valiente y viril y también femenino,

la tosca herramienta en arma trocar.


¡Salve, oh patria y matria!, tu pródigo suelo

dulce abrigo y sustento nos da;

bajo el límpido azul de tu cielo,

¡vivan siempre el trabajo y la paz!


domingo, 7 de noviembre de 2010

Estudiar arte

C'est une chanson en souvenir
pour ne pas s'oublier sans rien dire
S'oublier sans rien dire

(una canción)


No, no es una especie de diatriba a mis últimos dos años, a mí misma. Tampoco un discurso labioso para que saquen sus yo's artísticos y se metan a la escuela de arte más cercana.   No. Es  solamente un recuento sencillo de una serie de cosas ocurridas, al estilo lírico de una gran polada musical.

Inicio con algo que los que me conocen saben a la perfección, soy de esas personas que entienden su mundo por negación, a partir de lo que no quieren ser se dan cuenta de que hacer con su vida. Esto me ha hecho estar en las cosas más sin sentido del mundo, estuve en un colegio técnico, estuve empadronada en psicología por un año (sin haber llevado nunca un curso) y mi boleta de ingreso a la UCR ostentó por mucho tiempo, la palabra "medicina", hasta que lo cambié poco antes y bla bla. 

El punto es que hace dos años empecé a estudiar arte, y no cualquiera, el alemán, el disciplinado, bauhasiano y estructurado. Amé lo que aprendí, odié cada momento de tortura personal, y llegué a la conclusión que algo que busqué por mucho tiempo me confirma mi amor interminable por los libros y la teoría de las cosas. -f i l o l o g í a-.Y con respecto a -a r t e t e x t i l- No voy a volver a poner el pie ahí en mucho tiempo.

Sin embargo a veces repasó cosas e intento averiguar que aprendí de eso, de ello. Arte me dejó una mesa llena de rayones, una cutter japonesa, un pantalón manchado, miles de módulos arrugados en una gaveta, un metro de seda sin usar, muchos trajes (y ninguno me gusta del todo), clases de patronaje, una profesora que se me parecía a Amelie, una Jirafa, un pavoreal, la pobreza total, una colcha cortada con la cutter, pinturas, caballetes, papel pergamino, papel canson, goma UHU embarrada en toda mi ropa, unos lápices que me costaron un montón de plata, acuarelas, pinceles, muchos días sin dormir, 10 kg menos, demasiadas razones para reírme y un curso que puedo convalidar. 

Talvez se me escape una que otra cosa más. 

 

Template by Best Web Hosting