sábado, 20 de marzo de 2010

Avinetoj



Había una persona cuya vida fue a ratos breve, a ratos larga,a ratos rápida, a ratos llena de sobresaltos o acelerada o lenta. Solía decirme que viviera a mi propio ritmo por que si corría mucho iba a dejar a mi alma botada y no iba a crecer, y peor aún existía la posibilidad de tener que detenerme para que esta me alcanzara, y que a como decía "Mafalda" se convertía en eso de que "lo urgente no deja tiempo para lo importante" Hace siete años está persona ya no está, pero confieso que aún la lloro en sueños y en buses.

Hoyentendíqueeshoradedejardeirtanrápido y s e g u í r l e n t o p a r a q u e v a l g a l a p e n a

1 comentario:

Amanda dijo...

Mirá vos donde de verdad estaba el video, y es que bueno, supongo entonces que es una verdad innegable, de esas que sí resultan absolutas, de que SEA LO QUE SEA (con el aire apretado en este pecho también apretado te lo digo, vos sabés, como hablando conmigo misma)...

 

Template by Best Web Hosting