miércoles, 24 de febrero de 2010

Tren al sur

Es algo así, toda palabra dicha va acompañada, lo quiera o no, de todas aquellas que no se dijeron y estas, a su vez, son perseguidas sutilmente por el miedo.
Se viene de la nada feliz, como si alguien tomara por la cintura, y he de admitir que el tren de Heredia me ilusiona. Las gentes se acumulan poco a poco entre la venta de platanitos, la rampa de mallita, el tren blanco y de metal tan helado que la sola espera de su accionar provocaría, si no estuviera acompañada, mi silencio atento. Los minutos pasan se abra la puerta y es hora de entrar, el aire se espesa cuando me alejo, ya que mi charla previa se sigue hilando y es como que el nuevo silencio que asoma ante mí para ser mi nuevo compañero de diálogos.
Me siento a leer algún libro sobre ciegos, con las descripciones insólitas que me hacen morderme el dedo ante dolores imaginarios. El tren sale y sigo en mi mundo, escucho susurros, o talvez el sonido aquel de raspar una pizarra con las uñas o peor aún, el fondo de una olla con una cuchara, intento esclarecer tal molestia, buscando razones en mi interior, voces berrinchosas, quejidos de niñita, pero, el ruido viene de afuera, ese otro afuera.
Es un señor, y me parece el señor más elegante, maduro y bien vestido que he visto en mi vida. Es guapo. Fue más guapo aún, de eso no hay duda. Me mira avidamente, no no eso que vería cualquier otro hombre, no me ve a mi, ve al libro, intenta luchar con la miopía para ver que leo, no no se puede ver y es un libro sobre ciegos.
Sigo entre leer y pensar, y no tardo en darme cuenta que el señor se mueve entre pensar y ver el libro. Y nace. Esa especie de simpatía de ver a alguien comprar El Principito en la librería, alguien preguntar por La Cantante Calva o alguien leer ese libro, el favorito, y tener ganas de decir que el capítulo 20, que el 21 pero que de todos es mejor es el 8... Esa sensación de ser de una extraña logia, hermandad, que algo une, algo totalmente baboso y verde -y que vuela- los cronopios pues.
El señor comparte eso, lo miro con ojos de aprobación, con ojos de "yo entiendo", por que no es solo el libro, es el rostro que piensa, es alguna tristeza que no sale, algún inevitable que soportar, de pronto, unas ganas de levantarme, decirle hola y hablar, enseñarle el libro. Hay gente. Y sobre todo hay barreras, trenes y mallitas en los puentes.
Es algo así: en las palabras no dichas pesa sobre sí todas las que pudieron haberse dicho, y adivinen que, el miedo.
Texto del 1/2/10

Líneas multiformes

No hacías otra cosa que escribir
Y yo simplemente te vi.

bis x6

viernes, 5 de febrero de 2010

El "post" politicamente inevitable... segunda parte

Sí, volvió a llegar la hora. Me ha sido imposible posponerlo más.Terminó ahora este gran post político, de los pocos que se han dedicado al tema en este blog, ante la inminencia de las elecciones -dos días nada más- y sobre todo la ausencia de profundidad en la campaña, de propuestas reales y de conocimiento de lo que es realmente Costa Rica, y como fue y será.
Sin embargo, más allá de las propuestas y los candidatos hay temas que deben ser parte de la campaña así como deben ser parte de el desarrollo de un país, que han sido los grandes ausentes para este año:

1 La educación. Sí, el tema de educación ha estado en los planes de gobierno de esta campaña y de las anteriores y seguirá siendo un tema continuo Sin embargo, me sigue pareciendo vacía, cursi y superficial la manera en la cual se trata. Ya sea en la búsqueda de la eliminación de los examenes de bachillerato, en la ampliación de las becas de "avancemos" a todo el que la necesite o el proponer la educación técnica como panacea ningún candidato quiere ver o logra dar en el clavo con el tema de fondo en esto de la educación. La educación de Costa Rica tiene buenos números, hay suficientes profesores y la infraestructura existente en su mayoría es aún utilizable.
El problema está en los métodos de estudio, la postura pedagógica del profesor y los reglamentos alcahuetas que tiene el MEP donde en los colegios públicos parece que se premian las malas conductas con expulsiones sin sentido. El tema es más que amplio e imposible de abarcar en una sola entrada. Aún así, a lo que pretendo llegar, es que la educación debe superar al fin la simple memorización y ser más investigativa y analítica, al igual que los examenes de bachillerato que deben dejar atrás el marcar con X y convertirse en ensayos, en análisis de datos.
Además, debe existir la oportunidad de aprender más lenguas, mejorar el ingles realmente y existir siempre la posibilidad de mejores oportunidades para los estudiantes que destaquen academicamente. (Entradas futuras sobre el tema).
El tema educativo, del PLN y los demás partidos sigue siendo el mismo discurso viejo y cuantitativo y el de Otto Guevara el más mediocre, el de promocionar con bombos y platillos la educación técnica como la alternativa del futuro para la clase media y baja del país, parece ser que los que no contamos con pomposidades debemos dedicarnos a ser cajeros, a atender el "col senters" y demás carreras que si bien son un buen medio, son una medida a corto plazo y de ninguna manera un fin en la vida de cualquiera.

***

2. El otro tema al que me quería referir es aún más ideológico. Simplemente, no logro entender un país donde se olvidan escándalos de corrupción en tres días, pero se recuerdan con fervor y a veces necedad glorias pasadas de hace 50 años o más. Es evidente como los políticos -o sus asesores- saben jugar con esos temas vidriosos para moverlos a su antojo y mover los sentimientos nacionales.
Es tan bajo como utilizar la patriótica como spot publicitario, apelar a lo viejo ante la ausencia de medio para hacer llegar las propuestas ¿Será que a los ticos no les interesan las propuestas reales o que mas bien, los encargados de darlas a conocer apelan por otros temas más emotivos?
Lo que pasa entonces, es el voto por las razones más superficiales posibles: es que es una mujer, es que es el más "guapo",es que es el menos malo con la ceja rara, es que me da miedo que quede el "guapo" o la "mujer" -no guapa- . El voto deja de ser un acto meditado y consiente, un encuentro de ideas propias con las de los candidatos y pasa a tener la misma seriedad que el Chinamo de fin de año, los carnavales de limón, las fiestas de Palmares o la "barbara" de la posterior de la teja, cada pueblo tiene los gobernantes que se merece, la campaña que se merece y los candidatos que se merece... ¿que habría que cambiar para merecer otra cosa?. El consuelo posible es que si se tratará de una transacción de consumidor y mercado, el consumidor con solo cambiar sus parámetros de consumo obligaría a cambiar las propuestas, el caso es que va un poco más allá, es otorgar el mando y la imagen del país a alguien por un tiempo determinado...
Este es otro punto, este país parece votar por una patria idílica, parece pretender alcanzar la perfección en cuatro años, los planes de gobierno proponen la salvación eterna, las propuestas de los planes de gobierno parecen sacadas de cierto libro de utopías. Se debe tomar en cuenta que el voto es para los próximos cuatro años, no para los próximo 50, así que las propuestas han de ser concretas y pequeñas, sentando bases de los que sería un cambio mayor, que solo sería solido en un plazo sensato, donde no solo se den los cambios necesarios desde el gobierno sino en la mentalidad de las personas que son las gobernantes-gobernadas.

Finalmente, admito que estos no son más que mis majaderías, los temas de los cuales espere la sinceridad, el análisis de los partidos políticos y que me quedaron debiendo. Admito que el que ha tomando en cuenta ambos puntos es el PAC, el cual ya me ha ganado es una papeleta y se pelea las dos restantes, no por que los contemplen a cabalidad sino por que no se trata de buscar pequeños yoes que hagan todo tal como nosotros actuaríamos, sino de buscar opciones que se acerquen a nuestra forma de pensar.

Por eso vote por quien mejor le parezca según lo que le parezca importante, y si ninguno lo hace anule el voto, pero es importante ir, aprovechar este breve espacio para elegir o berrinchear, pero no, no se de el lujo de rebuznar.

 

Template by Best Web Hosting