sábado, 3 de octubre de 2009

The nicest thing

Divagación sin mucho sentido.

El inicio de esto- lo que sea- es tan solo una noche entre lamentos, quejas, risas, "teentiendos", "deletiempoaltiempo" y demás frases que median entre el salir del paso y el consolar a un amigo. Todo esto me hace pensar primero, en por que razón la gente se detiene a hablarme sobre las cosas que ellos no entienden de si mismos en espera talvez de que alguna groseria, algún comentario cínico de mi parte los haga sentirse ¿mejor? -en todo caso sentirse-. Pero no solo eso, lo segundo que cruza por mi aglomeración-de-neuronas* es que ante tantos alguienes desparramando-entregando-confesando sus tristezas y miedos no logro sacarme de la cabeza lo ineludiblemente reprimidos que somos los seres humanos.

Reprimidos, por todo lo que no hacemos, lo que no decimos, por el pensamiento que se queda guindando entre alguna neuronaalaizquierda y la lengua. Por las ganas de ver a los ojos a una persona, las ganas de odiarla, de llorar por ella, de llorar por uno, las ganas de mostrar esa cosa tan mal llamada corazón y como es el miedo el freno en casi todos los casos. Al fin de cuentas, me parece que somos una especie de ejercito de heridos, de caídos que se refugian en una especie de silencios y frases/sugestiones a medio terminar.

Vuelvo al lenguaje, a mencionarlo; simplemente me parece que lo importante no es lo que se dice sino el espacio, ese silencio entre articular un algo y articular un lo otro, o sino entre esos 4 milímetros entre una línea y otra de texto. "El problema con las palabras es que no dicen mucho más de lo que dicen". Por que es ahí donde inevitablemente se halla realmente lo que queremos ocultar -o lo que queremos mostrar ocultando-. Finalmente solo puedo aceptar que lo seguirá siendo, por más absurdo que parezca, seguiré recibiendo ciber charlas de gente y sus silencios, y aunque le aconseje sobre lo contrario, sé que ahí callados, se quedarán. ¿Y yo?... a l l I k no w i s t h a t y o u're s o n i c e... y sí, no me atrevo a decir nada más.


*En estos días de falta de sueño llamarle cerebro sería presuntuoso.

2 comentarios:

Amanda dijo...

Humanidad... Ahhhh (suspiro).

Me gusta este post.

Melissinha Samsa dijo...

:) :) Gracia Ama. Así es, asi será.

 

Template by Best Web Hosting