jueves, 10 de septiembre de 2009

Sobre shalágram shilá y similares...

*Tropezar dos veces con la misma piedra
*Tener una piedra en el zapato

Ultimamente las piedras pierden insignificancia-pienso- . Algunas tan pequeñas, aparentemente indignas de mención y si se ven en general, tetricamente modulares, pero basta con tomarlas y ver sus vetas, manchas, defectos, perfecciones para entender cierta aparente sublimidad, un misterio que guardan o talvez un secreto a voces.
No es para menos, en medio de libros, tiempos apretados, buses y cotidianidad light me encuentro con una de esas lecturas que nunca logro terminar, algún tipo aparentemente entendido en la materia -¿cual materia?- decidió ya referise a lo que yo acá intento dar a entender:

"Ante todo, la piedra es. Es siempre la misma, subsiste, y los que es más importante, golpea. un antes de cogerla para golpear, el hombre tropieza con ella. Si no siempre con su cuerpo, sí al menos con la mirada [...] La roca revela algo que trasciende de la precaria condición humana: Un modo de ser absoluto. ({Un tal} Mircea, Elíade. No sé el año: 254)


Alguien opina: Las piedritas son esenciales. Curioso es que han estado ahí desde siempre y estarán cuando seamos polvo. Unas son pequeñas para jugar en la rayuela de tiza, llegar al cielo; otras son enormes y las movemos para hacer casas, erigir menhires, jugar en la gran rayuela del mundo.

(11:11 p.m.) Melissacitronela: Más le vale. Setiembre es mes de narices de payaso.
(11:11 p.m.) Melissacitronela:Aires nuevos y todo en orden(es)

1 comentario:

Encerado de la jupa!! dijo...

Las piedras, especialmente la utilizada por Sísifo, han de convertir la esencia humana en una gran ilusión, pues, las piedras hablaron , y cuando lo hicieron, dijeron: ¿por qué tú, ser humano, en nosotras ves siempre un espejo?

 

Template by Best Web Hosting