domingo, 13 de diciembre de 2009

Me hablaba de Virginia Wolf y sus amores


(Este libro se terminó
de imprimir en abril de 1994.
en Litografía Ingramex, S.A. DE C.V.
Centeno 162, Col. Granjas Esmeralda,
09810 México, D.F.
Se tiraron más ejemplares
más sobrantes para reposición)

Es la parte que nadie ve de los libros, por más que tenga una viñeta al lado, así tan art noveau o tan Alfons Mucha o tan kitsch. Y lo importante no es esa parte que nadie ve de la página ya no numerada 355. Lo importante está al otro lado y también tiene la viñeta modernista. Lo leo y releo a veces pensando en lo que dice, pensando en lo literofílico que se ve el Libro de Manuel con la cursiva de una pluma que no es de marca alemana. [Das ist eine Linie "██████████"]
Sin embargo hoy lo leo y pienso en lo que escribiré y más aún en dónde llegarán a terminar estos libros viejos, quién terminará leyéndolos, si sonreirá por burla o sonreirá por que le remueve los afectos o las soledades.
Lo digo por que recuerdo el libro Samuel Beckett, que llegó a mí por manos de manos y que cada cierto tiempo abro para ver esa primera página con la dedicatoria a Carmen y el saludo de Juana desde Tegucigalpa algún 6 de mayo del 1983. Otras veces, por otras razones, abro la última página para ese "Waldina mi amor, cuanto te extraño.-" El libro es raro, difícil, es el absurdo y a veces entre mis intentos frustrados de leer vuelvo a las dedicatorias y parar un segundo antes de volver al libro que me parece in-digerible.
Y eso pasa, solo eso. Lo que escriba, será leído. ¿por quién? ¿quién será que nos recuerde sin tener razones para ello? ¿Se preguntará como yo me preguntó por Juana, Carmen y Waldina?

Sonrió. Escribir es desafiar un rato a la muerte, es como que esto que hemos inventado quedará en la primera página de un par de libros sin importar lo que pase. Sonrió. Edición de Andrés Amorós, decimonovena edición. Sonrió. Estás.



miércoles, 9 de diciembre de 2009

Sobre la moda



La primera de mis lecturas de vacaciones debió ser Ensayo sobre la ceguera de Saramago, por el simple hecho de que me leí Ensayo sobre la Lucidez, tengo el libro y Saramago me parece -un poco- menos "corriente" que Gabo. El caso es que justo antes de empezar con la lectura Saramaguense llegó a mis manitas un libro que leí parcialmente a inicio de clases en la UNA y que sin duda el tema era un must profesional para mí.
El libro al que me refiero es El vestido habla: consideraciones psico-sociológicas sobre la indumentaria de un sociologo, Nicola Squicciarino. Lo habíamos encontrado mientras rebuscabamos en el Erial entre revistas Vogue y Cosmopolitan viejas, en busca de algo lo suficientemente gracioso como para collagear un rato.
En fin, el libro está recomendado para todo aquel que le interese el tema, en parte por que estudió arte textil el parte por obsesiva con la ropa, siento que la moda no es un tema banal y digno de tomar a la ligera. Al contrario, es casi una pieza una "obra de arte"- con las complicadas connotaciones que eso pueda tener-, más aún es una obra de arte que nos ponemos encima, con la cual podemos interactuar con nuestro medio y nosotros mismos, es combinable, o sea el propio "usuario" debe re-inventar miles de veces ese producto "artístico" que porta.
"La moda es un conjunto de comportamientos de una época y entran en decadencia junto a ella; en un sentido más estricto, constituye la forma de vestirse, es decir, de mostrar y ocultar el propio cuerpo. Como "conciencia colectiva" la moda en su dialéctica de identificación y de diferenciación, ejerce una "presión" sobre la conciencia individual (también sobre las personas que la rechazan) y es, en gran medida, independiente de esta: si excluimos a los individuos, la moda permanece." (
Squicciarino, 1998:11)

"La moda aparece como testimonio del carácter "excentrico" del hombre (Plerssner), de su capacidad de decir no a la vida y a sus condicionamientos (Scheler), de su voluntad de poder (Nietzsche) que le induce a despreciar la utilidad en provecho del derroche y lo superfluo; por todo ello el vestido, más que proteger al cuerpo, alude a la relación cuerpo-espíritu y constituye su expresión. Si bien es cierto que el hombre hace al vestido, no es menos cierto que es el vestido el que hace al hombre."
(Squicciarino, 1998:13)


Foto: Elsa schiaparelli

sábado, 5 de diciembre de 2009

C'est une ligne (Línea 1.2)

▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄▄

C'est une ligne

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Línea

_____________________________________________________________
Esto es una línea

domingo, 8 de noviembre de 2009

Eveline Tarunadjaja

Hace algún tiempo, llegué a mencionar aca artistas, diseñadores o ilustradores que me llamaran la atención. Decido hoy volver a ello para alejar este blog de sus aires de diario de quinceañera a los que ha sucumbido este año.

Así que habló de Eveline Tarunadjaja, ilustradora originalmente de Indonesia pero radicada en Autralia, a la que creo que llegué desde página de Vogue España hacia link y otro link, otro link, otro link y otro a su página.

Destacan la cantidad de detalles en el cabello, vestidos, ets; además los colores son pocos y claros a veces digitales a veces mediante la acuarela, dan cierto aire muy femenino y hasta naif a sus dibujos, a pesar de algunos con ciertos aires perve-sexoso que, sin embargo, no parece chocar con la aparente inocencia.

miércoles, 28 de octubre de 2009

El Jardín de las Plantas

Dice Wikipedia, que el Jardin des Plantes de París, tiene 23,5 hectáreas y que se halla en la V que se forma entre La Gran Mezquita, el Campus Universitario de Jussieu y el río Sena. Dice, además que es parte del Museo Nacional de Historia Natural de Francia. Yo nunca he ido a París, lo más cercano a ella que tengo es la calcomanía pequeñita de "I (corazón) París" que me habían regalado y como cinco tarjetas postales, en dos sale Notre Damme, en otra la pirámide del Louvre; el Jardin des Plantes en ninguna. Yo quiero ir a París, yo algún día voy a ir a París. Es, de todos los lugares del mundo, el que -creo- no podría morir feliz sin ver alguna vez. Es más hasta podría argumentar que por esos azares el tal dios se equivocó y me hizo terminar en este rincón con apenas nombre del mundillo tropical, más ahora que hasta comprendí que el -dios sinlamayúsculaqueesundonnadieporfavor- es un mal diseñador.
Es, sin embargo, importante tomar en cuenta como a ratos, a días, a meses parece que las cosas cambian y estoy más cerca de ahí sin estarlo, por juegos, piedras y una que otra palabra adornada de manera hilarante, parece que deja de ser necesario revisar el mapita de la parte de atrás de Rayuela en búsqueda de referencias para el jardín de las plantas.
Parece que cuando visitaba otras habitaciones,casas tomadas, era simplemente otra persona, en ese entonces poniendo en agua girasoles sin cubitos de hielo, por que ellos no lo necesitan, con dedicación de botánica frustrada. Es raro entonces ver la manera en la que reinventa y renueva lo inacabado y como aún se puede ser y estar feliz y más satisfactorio aún ver para atrás con ojos de quien se pone los lentes y ya no es astigmatista.
Son las 13:46, hora de tomar la bici y llegar a donde se llega con sobredosis de letras y perezas encausadas, bien encausadas.
Yo iría a París por los cementerios, repito.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Agosto y Cantata de Puentes Amarillos

Ensucien sus manos como siempre
Relojes se pudren en sus mentes ya
-Y lo cantó Pescado Rabioso alguna vez

Al fin los días que debieron ser lluviosos de julio se acaban y dan cabida a un mes torrencial para mí. Es no solo el mes en que cuelgo al fin (y feliz) el olvido detrás de la puerta, sino también estos los días en que el mundo me hecha un año más de vida...o bien me quita uno más -Por que he ahí una duda típica... ¿estaremos viviendo y muriendo día y día?

Es aún más urgente que retratar como no me baja esa ansiedad de saber que pronto y con muchísimo miedo me echaré dos décadas a cuestas, el abrir ese atisbo de recuerdos cuando los sombreros y las boas eras cosas diferentes.

Recuerdo a mi abuela. Recuedo la primera vez que hice algo que no le agradó. Me comí las tortillas antes de esperar que trajeran la natilla, ella me pegó en ambas manos y luego me hizo lavarmelas, restregarlas y restregarlas hasta que la mezcla de espuma, jabón y piel enrojecida, me hicieran llorar. Luego cerró el tubo y me dijo que con ello lavaba los pecados que había cometido y que si pensaba en todo lo aquello malo que había echo cuando lo hacía estos de lavaban también. Basta con decir que el resto de mi infancia fue lavarme las manos. Lo hacia una y otra vez hasta ver delgadito el jabón, hasta que se me hicieran pellejitos en las manos y empezara a temblar de frío. Llorando.Por más que lo hacía ese alivio no era más que momentáneo y la culpa volvía a pedirme que la lavara de una vez por todas sin agua, ni jabón...

Ahora solo m(t)e digo (a vos): Después de todo tú eres,tu única muralla...si no te saltas, nunca darás un sólo paso...

sábado, 3 de octubre de 2009

The nicest thing

Divagación sin mucho sentido.

El inicio de esto- lo que sea- es tan solo una noche entre lamentos, quejas, risas, "teentiendos", "deletiempoaltiempo" y demás frases que median entre el salir del paso y el consolar a un amigo. Todo esto me hace pensar primero, en por que razón la gente se detiene a hablarme sobre las cosas que ellos no entienden de si mismos en espera talvez de que alguna groseria, algún comentario cínico de mi parte los haga sentirse ¿mejor? -en todo caso sentirse-. Pero no solo eso, lo segundo que cruza por mi aglomeración-de-neuronas* es que ante tantos alguienes desparramando-entregando-confesando sus tristezas y miedos no logro sacarme de la cabeza lo ineludiblemente reprimidos que somos los seres humanos.

Reprimidos, por todo lo que no hacemos, lo que no decimos, por el pensamiento que se queda guindando entre alguna neuronaalaizquierda y la lengua. Por las ganas de ver a los ojos a una persona, las ganas de odiarla, de llorar por ella, de llorar por uno, las ganas de mostrar esa cosa tan mal llamada corazón y como es el miedo el freno en casi todos los casos. Al fin de cuentas, me parece que somos una especie de ejercito de heridos, de caídos que se refugian en una especie de silencios y frases/sugestiones a medio terminar.

Vuelvo al lenguaje, a mencionarlo; simplemente me parece que lo importante no es lo que se dice sino el espacio, ese silencio entre articular un algo y articular un lo otro, o sino entre esos 4 milímetros entre una línea y otra de texto. "El problema con las palabras es que no dicen mucho más de lo que dicen". Por que es ahí donde inevitablemente se halla realmente lo que queremos ocultar -o lo que queremos mostrar ocultando-. Finalmente solo puedo aceptar que lo seguirá siendo, por más absurdo que parezca, seguiré recibiendo ciber charlas de gente y sus silencios, y aunque le aconseje sobre lo contrario, sé que ahí callados, se quedarán. ¿Y yo?... a l l I k no w i s t h a t y o u're s o n i c e... y sí, no me atrevo a decir nada más.


*En estos días de falta de sueño llamarle cerebro sería presuntuoso.

lunes, 21 de septiembre de 2009

La situación del vaso de agua


Ella debía estar del todo confundida, en otras palabras no viene a trabajar para que señoritas cualquiera, en las graditas de la tienda departamental, se sienten a llorar en las gradas, justo entre las sombrillas y los sombreros de playa -irónico acomodo de los objetos además- peor aún si es ese llanto que dan ganas de taparle la boca y darle medias de las peluditas, de las que dan sensaciones de ser un peluche o tener piernas de peluche -inanimarse-
Es decir, ella no es consciente de la oferta y la demanda, las triquiñuelas de mercadeo, como funciona la bolsa de la valores, no sabe la mitad de leyes que repelen/defienden al consumidor y demás nimiedades de algún conocedor, ella solo es la dependienta de la tienda, la de las telas y las sombrillas (y justo la muchacha que llora intenta comprar una sombrilla), talvez solo se imagine que hay algún niño de 12 años ensamblando paraguas en China, Vietnam o Guinea Ecuatorial-tal vez hasta se llame Abduley y come una vez al día-. Ella solo quiere venderme una sombrilla, entre más cara mejor.
Yo me paseo entre las sombrillas mientras se me olvida la sensación esa fría de tanto subir y bajar por la cabeza como una ola. Y a cada momento se me hace más inevitable el momento -ese momento- de tirarlo todo él y llorar como degenerada. Mientras veo si son de flores, si me gusta la vino o la morada, si la compró grande o pequeña:

A-) Pequeña: Cómoda.
B-) Grande: Glamourosa y hasta Dandy

Llorar, grande no hay duda, llorar, sigo oyendo esas canciones, llorar. No podría decirle de alguna manera que ella lo entienda, un rompecabezas no es razón para llorar así,como decirle eso; pero el rompezabezas era mí cercanía a la metafísica, una especie de mandala para armar y tirar al terminarlo, como decirle sin tener la necesidad de comprar la sombrilla y sin que resulte poco alentador para ambas.
Así que no se lo digo, por más mandala no lo entendería, solo reviento a llorar así, sin más, y ella se me queda viendo, que si estoy bien, que creo que sí, que si quiero algo, que si mango de madera o de plástico para el paraguas de florcitas.
Al fin, ella no entiende, era lo normal. Aún así sabe de que orden es mi delirio con el mango de madera, me ve a los ojos y me deja un minuto mientras yo me termino de decidir y ella me va a buscar un vaso de agua.

Texto malo original del 17/7/09

jueves, 10 de septiembre de 2009

Sobre shalágram shilá y similares...

*Tropezar dos veces con la misma piedra
*Tener una piedra en el zapato

Ultimamente las piedras pierden insignificancia-pienso- . Algunas tan pequeñas, aparentemente indignas de mención y si se ven en general, tetricamente modulares, pero basta con tomarlas y ver sus vetas, manchas, defectos, perfecciones para entender cierta aparente sublimidad, un misterio que guardan o talvez un secreto a voces.
No es para menos, en medio de libros, tiempos apretados, buses y cotidianidad light me encuentro con una de esas lecturas que nunca logro terminar, algún tipo aparentemente entendido en la materia -¿cual materia?- decidió ya referise a lo que yo acá intento dar a entender:

"Ante todo, la piedra es. Es siempre la misma, subsiste, y los que es más importante, golpea. un antes de cogerla para golpear, el hombre tropieza con ella. Si no siempre con su cuerpo, sí al menos con la mirada [...] La roca revela algo que trasciende de la precaria condición humana: Un modo de ser absoluto. ({Un tal} Mircea, Elíade. No sé el año: 254)


Alguien opina: Las piedritas son esenciales. Curioso es que han estado ahí desde siempre y estarán cuando seamos polvo. Unas son pequeñas para jugar en la rayuela de tiza, llegar al cielo; otras son enormes y las movemos para hacer casas, erigir menhires, jugar en la gran rayuela del mundo.

(11:11 p.m.) Melissacitronela: Más le vale. Setiembre es mes de narices de payaso.
(11:11 p.m.) Melissacitronela:Aires nuevos y todo en orden(es)

sábado, 5 de septiembre de 2009

Noche de insomnio

#3
-P e r f e c t a.
Lo había borrado. Absolutamente todo. Menos unos acordes y ese poner los plineos entre las arbustías. Ahora solo apreto, más fuerte aún, la piedrita en mi mano.


jueves, 20 de agosto de 2009

Caminos

I parte. Selección Única. Marque con una equis (X) la respuesta correcta:


1. Tengo 20 años y---

a-) Kalt servieren.
b-) Es como un paisaje de estampa japonesa.
c-) Let it be.
d-) ¿Entonces es una muerte progresiva la vida? ¿Una vida progresiva de la muerte?
e-) Tu mano, tu mano la mancha pintura que tenés en la mano.
f-) Corazón según tu metrónomo.
g-) Solo una Pumpkin Soup es de menester en este instante.
h-) -El arte es para sentir y pensar, ¿transmitir? que transmita la radio nacional (Fresa y Chocolate)
i-) Una mujer se ha perdido, se ha perdido su breve locura (Silvio Rodríguez)
j-) Ara que tinc vint anys, ara que encara anima força, que no tinc l'ànima morta (Serrat)
k-) Hay ríos metafísicos. También hay ríos metafísicos, Horacio. Vos te vas a tirar a uno de esos riós.
l-) ¿lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida?
m-) 20,
n-) 20 abrazos, 19 abrazos, 18 abrazos, 17 abrazos, 16 abrazos, 15 abrazos, 14 abrazos, 13 abrazos, 12 abrazos, 11 abrazos, 10 abrazos, 09 abrazos, 08 abrazos, 07 abrazos, 06 abrazos, 05 abrazos, 04 abrazos, 03 abrazos, 02 abrazos, 01 abrazos, 00 abrazos.
ñ-) Cuando todo duerma te robaré un color.
o-) Y cada paso me da más miedo, por que sé que más pronto que tarde es cuando debo llegar.
p-) llegará. Siempre llega. Siempre llega puntual (Oscar Hahn)
q-) We´re just two lost souls swimming in a fish bowl. The same old fears. I wish you where here.
r-) Let me take you down, 'cause I'm going to Strawberry Fiels.
s-) Rompecabezas. Lágrimas. Llorar sin pudor.
t-) Lo que más esperaba, resulta no ser lo que más quería.
u-) Besale las piernas a la poesía aunque diga que no, que aquí nos pueden ver (Boccanera).
v-) Iba a verlos al acuario del Jardín des Plantes y me quedaba horas mirándolos, observando su inmovilidad, sus oscuros movimientos. (Cortázar).
w-) Carito te lo da, se roba las poesías de su jefe: "Y si ayer cumpliste años/ y la cuenta de años/ contra sueños no calza/Si tienes que llorar/ porque la risa se te perdió/ en un año inesperado."
x-) "Encuentre las respuestas de los pasatiempos de hoy en la sección de económicos. Página 27". La nación. Miércoles, 10 de septiembre de 2008.
z-) Zort

domingo, 9 de agosto de 2009

Libre

Tiene casi 20 años y ya está
cansado de soñar,
pero tras la cementera está su hogar,
su mundo, su ciudad.
Piensa que la alambrada sólo es
un trozo de metal,
algo que nunca puede detener
sus ansias de volar.

Es de Nino Bravo, pero esta la canta Soledad Pastorutti.




martes, 4 de agosto de 2009

Oléo de una mujer...sin sombrero

Hoy tuve la primera clase de dibujo del semestre, después de leer el programa del curso y la desmesurada cantidad de tarea para la próxima clase me vi en la necesidad de reavivar mi fervor filológico y esas invocaciones al lenguaje, tanto así que termine repasando mis latínes olvidados e interrumpidos hasta llegar, por curiosidad, a semi-leer y continuar leyendo ars amandi o el arte de amar, de Ovidio.
La intrascendencia de está sinopsis de mi día no es más que el recuerdo leve de más de un fantasma cobarde -por ahí, por aquí, por allá-, así como el trasiego de cariño que se desparrama cada tarde, por el teclado de mi computadora, los asientos del bus o el que se queda entre las fibras de mi cobija peluda.
El consuelo de tontos es que de todas las cobijas de personas desperdiciando amor en el mundo se escurrírian cariños y cariños, un poco putrefactas (eso si) por soledades y soledades.

jueves, 23 de julio de 2009

Cosas de la Avenida Central


Sin utopía la vida sería un ensayo
para la muerte.
-Y lo canto Serrat alguna vez.



Es tan solo mirar con ojos de desconsuelo las primeras gotas que caen por la ventana del bus, poner las manitas como niño en ventana y caer en la cuenta que en medio de un rincón perdido del tropicodecancerydecapricornio se me olvido el paraguas de florcitas que compre el día en que la vendedora me dio un vaso de agua para cerrar esas aberturitas tan insignificantes que sacaban agua y agua salada casi como por arte de magia.
Es tan solo caminar rápido con ojos de loca, sosteniendo mi bolso amarillo cual si me lo fueran a robar a la vuelta de la esquina y tirarme a la calle, hasta que con un pitazo de más y una risita tonta de mi parte, recordar que esta no es mi provincia y que aquí la gente espera masomenos pacientemente a que los automóviles no les quede más opción que darte campo.
Es tan solo notar que mi pie cabe en un adoquinylatercerapartedeotro, pasar por lo techitos, pegar con la gente, todo sea por evitar la lluvia. Reventar en un ataque de tos, estornudos, restregarse los mocos haciendo la mayor bulla posible, que todos te vean con cara de pavor.
Es que después la nena me de una calcomanía de una camiseta diminuta con un "I love París". Y reír. Tan solo por un día poner los ojitos ante la grandeza de mi realidad tan pequeñita y entender como simplemente cada día acomodo todo un mundo para que este se me acomode a mí.
Como yo viajaría a París solo por los cementerios, ser consciente de que hay cementerios en cada rincón y como en más de uno los muertos mueven las patas.

domingo, 5 de julio de 2009

Honduras... esta noche pasará


La noche pasará
Pueden escupir las aguas
Pueden fusilar a los gorriones
Pueden quemar los versos
Pueden degollar al dulce lirio
Pueden romper el canto y arrojarlo a una ciénaga
Pero esta noche pasará
Manuel Scorza.




Simple y llanamente, no entiendo al ser humano.
¿Es esto América Latina?




jueves, 2 de julio de 2009

Alemanes del mundo... el no es judío. Resto de gente, ella no es comestible.

Albahaca dice:
Estaba un poco enferma... es peor que la gripe porcina... le suelen decir enamoramiento

Jules dice:
Ah. Sí. Es todo un síndrome. Ataca varios órganos... Desde el corazón hasta el hígado. Ni hablar del estómago. La rehabilitación es difícil después, con múltiples laceraciones que no siempre curan bien. Hay un gran debate en la comunidad médica sobre el mejor tratamiento por eso.
 

Template by Best Web Hosting